Saltar al contenido

Mercure Hotel Orbis München Süd 4 *

Karl Marx Ring, 87, 81735 Múnich, Alemania |Ver en el mapa
desde 37 
  • Servicios y condiciones
  • Información útil
  • Ubicación
  • Opiniones

Elige tu habitación

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

¿Le interesa seleccionar otras opciones para concretar su búsqueda? Avanzar hasta las opciones avanzadas. En caso contrario use el botón del buscador para empezar la búsqueda

Use el botón del buscador para empezar la búsqueda

Compártelo

7,1
Puntuación Destinia
Puntuación basada en 6 opiniones
40
Puntuación Tripadvisor Puntuación basada en 410 opiniones

Precio medio por noche del hotel para las próximas semanas

5/12/16 - 11/12/16 12/12/16 - 18/12/16 19/12/16 - 25/12/16 26/12/16 - 1/1/17
70  54 

Precio orientativo (basado en búsquedas de usuarios) por persona y noche en el régimen más económico.


Servicios y condiciones: Mercure Hotel Orbis München Süd

  • Servicios estandar de habitación
    • Aire Acondicionado
    • Cafetera y Tetera
    • Caja Fuerte
    • Minibar
    • TV satélite
    • TV de pago
    • Radio
    • Secador de Pelo
    • Teléfono
    • Video
  • Instalaciones del alojamiento
    • Ascensor
    • Centro de negocios
    • Salón de Reuniones
    • Garaje
    • Lavandería
    • Servicio Médico
    • Acceso personas con movilidad reducida
    • Habitaciones No fumadores
    • Parking
    • Servicio Habitaciones 24 Horas
    • WIFI
  • Instalaciones de Ocio
    • Discoteca
    • Gimnasio
    • Golf
    • Masaje
    • Piscina
    • Sauna
    • Solarium

Información útil: Mercure Hotel Orbis München Süd

Otros nombres de Mercure Hotel Orbis München Süd:
Mercure Orbis

Ubicación: Mercure Hotel Orbis München Süd

9 kms del centro 45 kms hasta el aeropuerto más cercano (franz josef strauss) 15 minutos a pie hasta la parada de metro más cercana (quiddestrasse) 9 km hasta la estación más cercana (hauptbahnhof-munich) 1 minutos a pie hasta la parada de autobús más cercana 9 km hasta el Parque Ferial más cercano (munich)


Opiniones: Mercure Hotel Orbis München Süd

7,1
Hasta el momento hemos recogido 7 opiniones del hotel Mercure Hotel Orbis München Süd.
6,2
6.2
Servicio
6
6.0
Ubicación
8,2
8.2
Limpieza y estado
7,5
7.5
Precio/Calidad
7,7
7.7
Instalaciones y comodidad
  • 8,6
    Nuestra experiencia en hotel
    - 8/1/2016

    Muy buen Hotel, calidad a un precio muy bueno. Las habitaciones limpias y amplias, los baños bastantes buenos y el bufet muy bien. En general buena calidad a un precio económico.

  • 1,6
    Nuestra experiencia en hotel
    - 27/7/2014

    Ubicación

    Lo de fácil acceso es discutible. Por el día no suele haber problemas. Está a las afueras de la ciudad de Munich. Hay servicio de autobús (nº 197) hasta la 01.10 aprox. Éste te acerca a la estación de metro más cercana (a 2 km del hotel aprox.). Cuando para el servicio de autobús y metro te quedas aislado. Sólo si recurres a un taxi y previamente acuerdas el precio, dormirás en el hotel tras pasar la velada en la ciudad.

    Se encuentra situado en una zona de realojamiento de familias inmigrantes, por lo que no es de extrañar que ni te entiendas con el conductor del autobús. No suele hablar inglés (y alguno que otro te grita en medio del autobús diciendo que no habla inglés, y algunas cosas más que no se entienden). El alemán que hablan apenas se ajusta a un estándar comprensible.

    Hotel de 4 estrellas

    Sobrevalorado: Difícilmente hay equiparación entre calidad y precio. Quizás más bien para gente con medio de transporte, reuniones de negocios y empresas, pero no para familias o parejas de turistas con intención de visitar Munich.

    Precios muy elevados para un hotel con un servicio y una calidad en mobiliario que deja muchísimo que desear.

    Habitaciones y Limpieza

    Habitaciones:

    a) Almohadas medio llenas, que apenas mantienen erguida algo la cabeza para dormir saludablemente. Dolor de cuello y cabeza al día siguiente.

    b) Aire acondicionado, cuyo mantenimiento frecuente pongo en duda. El nuestro goteaba ya las últimas noches. La temperatura estaba fijada previamente. Lo único móvil era la velocidad del ventilador.

    c) Los objetos de tocador o baño son escasísimos y muy controlados. Sólo hay gel de baño, champú, una esponja para lustrar zapatos de unos 3 cm x 3cm, y un mini-juego de urgencia de costura. Reposición muy escasa y de tarde en tarde.

    ¿Dónde estaba esa crema corporal en mini-tarro? ¿No es hotel de 4 estrellas? En otros de menos, sí obsequiaban con esto y más.

    d) Al fondo del inodoro le hacía falta un buen desinfectante para eliminar la pátina que dejan los desechos, el uso y una falta de limpieza más profunda.

    Wi-Fi gratis

    Gratis es la más que pobre señal y que milagrosamente, cada x minutos, queda interrumpida. Calidad y señales pésimas. Sólo es un reclamo para la publicidad del hotel. Si quieres algo de calidad, y no quieres aburrirte o irritarte, tienes que pagarlo. De cuatro estrellas, nada.

    Desayuno

    Lo de “completo” es falso. Tipo bufé, aunque todos los días aparecen los mismos y escasos productos. No hay ni un mínimo cambio de producto. Los diez días me encontré con lo mismo. Si no te gusta, poco puedes hacer.

    Productos de una calidad bastante pobre. Parece todo sacado de la sección más barata de un supermercado tipo Lidl o Aldi. La única fruta presente es la macedonia de piña y sandía todos los días. En casa me encanta, aquí por su textura y sabores poco apetecibles, sólo lo probé el primer día. Quitando los embutidos fritos o asados (salchichas), tortillas, el requesón en múltiples variantes , sólo tomaba un bocadillo pequeño con mermelada, o un pequeño cruasán o croissant con vaso de leche o zumo. Así todos los días, por la cantidad de 18 euros. Muy caro. Poco variado. He probado bufés más variados y apetecibles. Este es el peor.

    El domingo 20-07-2014 el pan y la pastelería eran del día anterior. Estaban duros. ¿Restaurante de cuatro estrellas? Si no puedes ofrecer esto en buen estado, recurre a otros productos.

    Comida / Cena Hay dos restaurantes y un Biergarten. Se llaman Sparks y Bubbles, y no los que tiene este hotel en su página. Los horarios son muy restringidos. Teniendo en cuenta que si estás en Munich y quieres volver a comer, es algo complicado. Para la comida sólo está abierto poco más de dos horas. Es horario interrumpido. Comprobado. Horario de cocina con servicio muy limitado. Parece más bien horario hospitalario.

    Máquinas expendedoras Teniendo en cuenta que Munich está a 7 / 8 km, y el bar-restaurante tiene horario bastante limitado, ¡qué hacer si a las 5 de la tarde o a las 00.05 de la mañana te apetece un refresco¡ Si tienes coches, puedes ir a Munich, a 7/8 km, pero los demás nos tenemos que aguantar. Pues a beber agua del grifo, o a entrar por el aro del mini-bar, con oferta muy reducida de bebidas y muy caras. NO HAY NI UNA MÁQUINA EXPENDEDORA DE BEBIDAS NO ALCOHÓLICAS, pero sí hay una máquina expendedora de tabaco. ¡Faltaría más! De eso no hay en el mueble-bar, ¡y tiene que ofrecerse! Todo demasiado tendencioso y claro, dejando ver el afán de cobrar por lo más mínimo.

    Sauna

    Tienen unas instalaciones estupendas, muy limpias, y dignas de visitar.

    Piscina ¿De verdad existe una piscina? En el lugar donde aparecería un cartel con referencia a la piscina, no sólo hay seguridad con tarjeta magnética, sino también con llave convencional. Publicidad bastante engañosa. Creo que ya no existe. No estoy seguro.

    EL FACTOR HUMANO

    a) Desayunos: Tras identificarnos en la puerta, entramos y de pronto oímos una voz en tono elevado regañándonos por entrar sin previa identificación. Primero pregunta, y después explica amablemente lo que el huésped ha de hacer. No son formas. Menos mal que entiendo alemán y supe en todo momento lo que decía.

    b) Recepción: No les pidas nada demasiado complicado. No te van a ayudar. Con decir que tienes folletos de esta o de aquella atracción es suficiente. Aunque siempre hay honrosas excepciones, pero las menos.

    c) Detalles para con los españoles, a nuestra cultura o nuestra lengua brillan por su ausencia (conocimiento de la lengua, canales TV, etc.

    d) La prueba de fuego para el hotel y sus recepcionistas: Miércoles 22-07-14. Me siento bastante mal (después se sabe que es bronco-neumonía, y ahora espero que no fuese por las posibles condiciones pésimas en las que quizás se encontrase la salida de aire acondicionado. Esa no es la cuestión.

    Pedimos orientación de qué hacer ante esta situación. La recepcionista (joven) me da la dirección de una clínica cercana, aunque no noto implicación emocional en nada de lo que hace o dice. Somos sus huéspedes, pero no hay palabras de solidaridad ante la situación.

    Consigo ir a un médico, con la penicilina correspondiente –algo serio sí parecía ser- y en los 3 o 4 días sucesivos no oímos ni una palabra que deje entrever que se interesa por el estado de salud de su huésped, o si me ha ido todo bien, o si voy a marcharme debido a mi enfermedad. Un detalle es a veces necesario.

    Servicio limpieza

    Alguien vomitó desde el piso de arriba, que cae en el tejado donde precisamente da nuestra ventana. Salpica en nuestros cristales, alféizar y tela asfáltica. Pido a las limpiadoras que lo limpien, pues tengo derecho a que el hotel se responsabilice de mantener en condiciones adecuadas mi ventana y la zona exterior. En día de nuestra marcha, tengo un cargo de 21 euros porque “nuestra habitación estaba muy sucia”. Tras una discusión algo acalorada. La recepcionista comprueba por teléfono que el vómito esta fuera, y no en nuestra habitación, por lo que quien puso el cargo no sabía lo que estaba haciendo. Tuve que pedirle que se disculpase, porque el orgullo del equívoco no le hacía pronunciar palabra.

    Primero hacen el cargo, y después ya veremos.

    ¡No puedo hablar bien del trato recibido en este hotel! Es más, no puedo hablar bien del mismo.

    ¿Dónde está el factor humano?

    Ëspero que en Twitter y Facebook sepan de esta experiencia.

    Antonio Pérez Salazar

  • 9,6
    Qué destaco del hotel
    - 17/7/2014

    todo perfecto a excepción del entendimiento con el personal no hablan ni entienden nada de nada el español un problema para el turista de habla hispana que visita Múnich, que no ha sido mi caso ya que yo me defendia un poco en alemán por lo demás todo perfecto por eso la puntuación de 8 sobre 10 en servicio y sobre Destinia S.L. Tengo que agradecer el interés prestado sobre mi reserva ya que tube un problema y me lo han resuelto satisfactoriamente.

  • 6,2
    Mis impresiones sobre el hotel
    - 17/7/2014

    Más de dos horas de espera para recibir la habitación. Es el gran punto negro de la estancia. Todo lo demás aceptable, está lejos del centro pero bien comunicado con bus+metro.

  • 8,2
    Muy completo
    - 10/6/2014

    Located in a quiet residential area of Munich, like 1 km. away from Neuperlach Zentrum Metro station and 6-7 stations to downtown. Looking quite new, Hotel facilities, cleanness and breakfast was very good.

  • -
    Nuestra impresión del hotel
    - 26/8/2013

    El hotel está muy bien, la habitación muy amplia, mobiliario moderno y el desayuno fantástico. Por poner alguna pega, las sábanas eran un poco ásperas y la almohada demasiado blanda. Por lo demás, una estancia genial.

  • 8,4
    Para viaje de negocios o familiar
    - 11/8/2013

    Muy buen desayuno y servicio