Funchal

La capital de Madeira es un destino que no deberías perderte. Con un clima ideal durante todo el año, lo idóneo es explorar la ciudad a pie. Visita la Sé, la iglesia principal de la ciudad, un templo gótico con techos decorados de alfarje. Si puedes, pasa una tarde en la Colegiata, una iglesia decorada con retablos dorados y azulejos. En el centro está el Mercado de los Labradores, ideal para saborear  los productos de la región y frutas exóticas. Aquí puedes probar el dulce más típico de la isla, el pastel de miel.

Otra manera de explorar la ciudad es subirte en uno de los cestos de mimbre que se utilizan para bajar las cuestas. Pocas experiencias son más auténticas que esta.

Si decides viajar a Funchal aprovecha para visitar el resto de Madeira. Hay acantilados, cabos y jardines botánicos y tropicales que están esperando a ser descubiertos.

   
[X] Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando. Más información