Saltar al contenido

Viajes a Senegal

¡Playas, clima cálido y estupendos entornos naturales! Así es Senegal. En el norte hay desiertos arenosos, mientras que en el sur las zonas boscosas y sabanas conforman extraordinarias reservas naturales. Un destino de África extraordinariamente accesible.

Dakar, la capital, no destaca por su patrimonio, pero sí por sus gentes, y por la genuina esencia de África occidental con sus colores, aromas y sabores. Cerca están las antiguas fortificaciones isla de Gorée, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Saint-Louis, al norte, es una foto exacta del pasado colonial francés, y está muy próxima al parque de Langue de Barbarie. El ADN islámico de Senegal está presente en la gran mezquita de Touba.

En la región de Casamance descubrirás la naturaleza y disfrutarás del contacto con las personas más auténticas del país. El parque nacional de Basse Casamance y el de Niokolo-Koba esconden comunidades de animales como leones, elefantes y rinocerontes.