Saltar al contenido

¿Qué es Dash criptomoneda: la divisa que no deja rastro?

La criptomoneda Dash es relativamente veterana. Surge en 2014, en plena vorágine de las altcoins: todas las divisas digitales que nacen de la costilla de "papá" Bitcoin y que intentan con, pequeñas mejoras, aportar algo que las haga diferentes al resto.

En el caso de la criptomoneda Dash, la peculiaridad que la hace especialmente atractiva es su rapidez. Pagar con Dash es lo más parecido a utilizar dinero en metálico: sacas los billetes de la cartera, comprueban que son auténticos y ya has comprado.

Es una divisa especialmente pensada para el día a día. No se concibió para protagonizar enormes operaciones bancarias, sino para ser una moneda al alcance del consumidor.

Otro de los puntos fuertes de la criptomoneda Dash es el anonimato. Cada vez que se utiliza una tarjeta de crédito o se realiza una transferencia bancaria se mueve el dinero, pero también circula todo tipo de información sobre quién paga, a dónde va el dinero, a qué interés?

Al pagar con Dash, todos los datos que genera tu compra se entremezclan con otras transacciones realizadas en ese momento hasta diluir el rastro casi por completo. Sería posible comprar vuelos con Dash, por ejemplo, y no dejar huella. Una buena opción para realizar un regalo sorpresa y totalmente anónimo.

Dash es una moneda que ha cambiado varias veces de nombre, lo que puede llevar a cierta confusión con sus anteriores denominaciones. Nació como Xcoin, pero no gustó a sus creadores. Lo rebautizaron a Dark Coin, pero el concepto Dark (oscuro) sonaba a ilegal, y nada más lejos de la realidad. Finalmente se apostó por Dash (Digital Cash) y se ha convertido en una de las divisas digitales con más peso en todo el planeta. Una historia que merece la pena conocer.

En resumen, las principales ventajas de realizar compras y pagos con la criptomoneda Dash son:

  • Transacciones rápidas. Más que el dinero convencional.
  • Anonimato. Casi imposible seguir el rastro de una compra realizada con Dash.
  • Accesible. Su valor está mucho más al alcance que el de otras monedas como Bitcoin.
  • Fiable. Es posible pagar con Dash en las firmas internacionales más importantes.

¿Dónde pagar con Dash?

dash criptomoneda pagar con dash pagar con dash criptomoneda

Ya es posible pagar con criptomonedas en la web de Destinia y no hay que hacer nada especial. Es totalmente intuitivo. Tienes dos opciones:

  • 1. Puedes elegir la criptomoneda antes de empezar a navegar para que cuando consultes vuelos u hoteles ya te indiquen los precios en esa criptomoneda y tengas una referencia más clara.
  • Puedes navegar en la web de Destinia con total normalidad y cuando llegue el momento de pagar se te preguntará cómo prefieres hacerlo: tarjeta de crédito, Paypal, altcoins? Se te redirigirá a la pasarela de pago de Gocoin y ahí será el momento de elegir tu criptomoneda preferida, en este caso Dash.

Las mejores criptomonedas

Utilizar las criptomonedas para comprar en la web de Destinia tiene más ventajas de las que piensas. Una de las más atractivas es que los precios de los viajes suben y bajan a lo largo del año, pero tu dinero siempre vale lo mismo. En cambio, una altcoin se puede comprar a un valor determinado y que al cabo de unos meses tu inversión se haya multiplicado. ¿Qué hacemos con ese valor extra que hemos obtenido? Gastarlo en empresas que acepten criptomonedas, como Destinia.

Otra ventaja es que, si buscas una compra rápida, este método de pago es el más adecuado: sin necesidad de tarjetas de coordenadas para validar la operación, descifrar el IBAN para una transferencia ni demás procesos de verificación.

En Destinia puedes operar con las mejores criptomonedas del mercado:

  • Bitcoin. La criptodivisa por excelencia y de la que han ido naciendo el resto. Su evolución ha sido tan espectacular que hizo millonarios a quienes apostaron por ella en sus inicios.
  • ETH. Ethereum hace gala de "contratos inteligentes", que se cancelan automáticamente si una de las partes incumple lo pactado. Toda una garantía para tener la tranquilidad de que el pagador paga y el vendedor vende.
  • Dash. La divisa pensada para el día a día: rápida y anónima. Operaciones que no dejan rastro.
  • EOS. Una moneda ultrarrápida para grandes operaciones y enemiga de las comisiones que van encareciendo los precios.
  • Litecoin. Un clon de Bitcoin, con el mismo código fuente, pero implementado para ser más rápido ?hasta cuatro veces más- y escalable.