Saltar al contenido

Hoteles en Calella

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..  
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Reserva tu hotel barato en Calella

Pau García Solbes

Verificado por Pau García Solbes
del blog El Pachinko

En la comarca del Maresme, muy cerca de Barcelona, se encuentra Calella, una pequeña gran ciudad por descubrir. Y es que esta es una de esas joyas ocultas en la provincia de Barcelona, que cuenta con alojamientos para todo tipo de clientes y bolsillos. Una gran variedad de hoteles y spa para una ciudad de apenas 20.000 habitantes.

Barrios de Calella

Calella es uno de esos tesoros escondidos que a veces nos cuesta tanto descubrir, ocupados como estamos en buscar lejos de aquello que tenemos al lado. Pasear por sus calles es pasear por la historia de nuestro país.

Entre las calles de su casco antiguo podemos descubrir pequeñas joyas como sus casas árabes, que resistieron a los berberiscos, y las casas de estilo gótico de portadas adoveladas, escudos esculpidos en ventanas conopiales y restos de los matacanes defensivos tan necesarios en otras épocas. Saliendo de casco antiguo darás con su primer ensanche, que allá por el siglo XVIII fue motivo de asombro para los viajeros por sus calles anchas y jardines.

Qué ver y qué hacer en Calella

En un pueblo con la historia de Calella, hay visitas y lugares para todos los gustos. No puedes dejar de visitar en tu paseo por el casco antiguo la Iglesia de Santa María y San Nicolás; una superviviente reconstruida varias veces tras sobrevivir a terremotos e incendios.

El Refugio antiaéreo es también visita obligada. Se encuentra dentro del parque Dalmau, el pulmón verde de la ciudad. Un recorrido por sus pasillos nos hace revivir el miedo de los que allí se refugiaban en la Guerra Civil. Al salir podemos dar un paseo por el parque Dalmau, acercarnos a su parte alta y disfrutar de las maravillosas vistas del Mar Mediterráneo.

Porque el gran tesoro de Calella es su costa. De hecho, han sido otros los que descubrieron sus maravillosas playas: ingleses, daneses, holandeses, franceses y alemanes, llegaron hace años buscando alojamientos en Calella para disfrutar de sus maravillosas playas mediterráneas. Tanto les gustó esta tierra que una de sus playas es llamada ya por los habitantes de la ciudad como la Calella de los Alemanes.

Antes de darte un baño te recomendamos una ruta hasta Las Torretas, que no son otra cosa que las antiguas torres de telegrafía óptica de la ciudad. Cuando bajes, no olvides pasar por uno de los faros más bonitos y mejor conservados de nuestra costa, el faro de Calella.

Y en último lugar, pero no por ello el último en importancia, no debemos olvidar el Museo del Turismo. Un divertido recorrido por la historia del turismo en nuestro país y su repercusión en todos los aspectos de nuestra sociedad.

>Qué comer en Calella

Como buena ciudad turística que se precie, la oferta gastronómica de Calella es amplísima. Salir de tapas por Calella es dar vuelta al mundo a través de sus platos. Al ser una localidad con un turismo tan variado, han proliferado restaurantes de todas las nacionalidades: argentinos, mejicanos, árabes hindúes... un sin fin de aromas y sabores de todos los países.

Pero si quieres comer algo de la tierra, te recomendamos que visites cualquiera de sus tabernas o restaurantes y pruebes sus deliciosos platos de pescado tradicionales, como el Galo Sant Pere o Gallo San Pedro, la lubina o la dorada. Y no olvides el alioli negat, una deliciosa salsa de aceite y ajos machacados imprescindible en todas las mesas.

Eventos y fiestas típicas en Calella

Tras los baños del verano, llegando el otoño, llegan también las fiestas en Calella. El 23 de septiembre se celebra en Calella las Fiestas de la Minerva. Cultura, folclore y tradición se unen en unos días en que la ciudad se vuelca. Verbenas tradicionales, gigantes y cabezudos, la increíble diana castellera, con castellers venidos de toda Cataluña... Hay fiesta para todos.

Y, desde luego, no puede faltar en una fiesta mediterránea el fuego: tanto con los correfocs en las calles como los fuegos artificiales que podremos ver tumbados en las todavía cálidas arenas de la playa. Un mes después, en octubre, la música inunda la ciudad con el reconocido Encuentro Internacional de Canto Coral Canta del Mar.

Pero no hace falta que sea fiesta en Calella para disfrutar cada día del año de la arraigada costumbre de tomar el vermut en sus plazas o divertirse en algún local de su zona de ocio.

Cómo moverse en Calella

Calella dispone de un buen servicio de autobuses públicos con los que te podrás mover por la ciudad sin ningún tipo de problema. Además, está perfectamente comunicada con Barcelona: cada hora, aproximadamente, salen trenes y autobuses que te acercarán a la capital de manera rápida y cómoda.

El clima en Calella

La privilegiada situación de Calella hace que la visita a la ciudad sea agradable la mayor parte del año, ya que los días más fríos no bajan prácticamente nunca de los 0 ºC, mientras que la máxima no alcanza más allá de los 33, salvo algún que otro día excepcionalmente caluroso.

Esto, junto con la temperatura cálida del Mar Mediterráneo, hace que sea posible bañarse en la costa prácticamente de abril hasta finales de septiembre, aunque siempre hay osados que lo hacen todo el año. Es tradicional el baño del día 1 de enero para tener suerte y alegría todo el año.

Otros datos y curiosidades de Calella

No puedes dejar Calella sin visitar su Mercado Municipal, el auténtico corazón de la ciudad. Pasear por el mercado disfrutando de sus aromas, de las conversaciones de los calellenses; ver y probar los productos frescos de la zona como las fresas o los pescados del Mediterráneo, es una experiencia que no te puedes perder.

Además los comerciantes organizan talleres, degustaciones y actividades todo el año e incluso un baile en la sala polivalente del mercado una vez a la semana.

En definitiva, Calella es toda una aventura turística con sabor a tranquilidad y tradición. Una pequeña gran ciudad llena de encanto que merece la pena visitar. ¿Te apuntas?

Preguntas frecuentes sobre Hoteles en Calella

Los hoteles más céntricos en Calella con mejores valoraciones son: El Pekinaire Bed And Breakfast, Hotel Mediterrani Express y Hotel Kaktus Playa.

Puedes reservar tu alojamiento en Hotel Sant Jordi Boutique si estás buscando un hotel con servicio de aparcacoches para tu estancia en Calella.

Si vas a llevar coche, te aconsejamos que reserves un hotel en Calella con aparcamiento, como son El Pekinaire Bed And Breakfast, Hotel Mediterrani Express y Hotel Les Palmeres.

Si necesitas un hotel en Calella adaptado para personas con discapacidad, te recomendamos Hotel Kaktus Playa, Hotel Volga y Hotel Les Palmeres.

Si buscas tranquilidad y quieres un hotel adults only en Calella, te recomendamos Casablanca Suites Adults Only.

Los mejores hoteles en Calella para ir con niños según nuestros clientes son Hotel Mar Blau, Hotel Les Palmeres y Hotel Kaktus Playa.

Si quieres ahorrar tiempo, los hoteles con check in y check out expres en Calella son Hotel Sant Jordi Boutique y Hotel Internacional.

Los mejores hoteles con piscina en Calella son Hotel Mediterrani Express, Hotel Kaktus Playa y Hotel Sant Jordi Boutique.

Algunas de las opciones de hoteles en Calella con habitaciones para no fumadores son El Pekinaire Bed And Breakfast, Hotel Mediterrani Express y Hotel Kaktus Playa.

En Calella, El Pekinaire Bed And Breakfast, Hotel Mediterrani Express y Hotel Kaktus Playa ofrecen servicio de recepción 24 horas.