Saltar al contenido

Hoteles en Cuenca

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Reserva tu hotel barato en Cuenca

Esta capital de la Comunidad autónoma de Castilla La Mancha es una de las más visitadas debido a que su centro histórico está considerado como Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y cuenta como incentivo una obligada visita a las famosas Casas Colgadas. Mantiene una zona histórica que está repleta de elegantes y bellos edificios y palacetes que dan una imagen muy armoniosa de la villa. Aunque ofrece unos grandes contrastes entre lo que es la ciudad antigua y la nueva. En cualquier caso, está muy bien comunicada con otras capitales de la región, al igual que con las grandes capitales más cercanas: Madrid y Valencia.

Conseguir una reserva en un hotel barato no es excesivamente complicado debido a la amplia oferta que disponen los hoteles de gama media de la ciudad, entre 2 y 3 estrellas. Aportan todos los servicios más necesarios para los viajeros: desayuno, restaurantes, lavandería y conexiones gratuitas a Internet. Están ubicados en los barrios más céntricos y populares de la villa, pero también en algunos de sus alrededores o barrios aledaños que suelen incorporar piscinas.

Barrios de Cuenca

El Casco Antiguo es unos de los mejor conservados en España y en donde se concentra la mayor oferta de hoteles en la ciudad. El Barrio de San Juan, en la parte antigua, es el lugar ideal para admirar pequeñas joyas de la arquitectura municipal, como por ejemplo la antigua audiencia y el edificio Palafox. Si se prefieren los paseos, el Barrio de San Pedro es ideal para conocer mejor esta capital y donde se ubican algunas de las tabernas más características para degustar las recetas culinarias más tradicionales.

Qué ver y qué hacer en Cuenca

Las Casas Colgadas son una visita obligada si se quiere contemplar la curiosa ubicación de los edificios, al estar como colgados y cuyos balcones se asoman al río Huécar. Otro lugar de indudable interés es la Catedral de Santa María y San Julián por la singular mezcla de estilos que la forman: gótico, románico y plateresco. También se puede hacer un agradable paseo por su Plaza Mayor y admirar su ayuntamiento y el Convento de las Petras, dos de los edificios con más historia en la ciudad y que servirán como excusa de un merecido descanso para tomarse un aperitivo en una de sus numerosas terrazas.

Qué comer en Cuenca

La gastronomía de esta capital castellana destaca por su contundencia y los zarajos son un plato típico que se puede pedir en cualquier restaurante conquense. Abundan también algunas aves como la perdiz que son presentadas, bien escabechadas o con su tradicional guiso de judías, tal y como pasa con otras carnes de gran predilección por estas tierras como son las procedentes del conejo o la liebre. Quienes no deseen recetas tan fuertes pueden optar por el popular ajoarriero que es un plato elaborado con patata, bacalao, pan rallado y huevo cocido, y que es una grata sorpresa para los paladares más exigentes. En cualquier caso, toda comida debe terminar con la degustación del tradicional resolí que es un licor hecho a base de crema de café, coñac y anís. Es de muy agradable sabor, aunque sea algo fuerte.

Eventos y fiestas típicas en Cuenca

La Semana Santa de Cuenca es uno de los eventos más importantes, no solo a nivel local sino a nivel nacional. Esta celebración ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, en donde destaca la Procesión de las Turbas que se celebra el Jueves Santo y que se caracteriza por su originalidad. Otro evento que no pueden olvidarse los viajeros es el que se refiere a sus fiestas patronales, el día 28 de enero, para celebrar el Día de San Julián. En él tienen lugar conciertos, ferias y una amplia agenda de actividades lúdicas. Al igual que en las Fiestas de San Mateo, el 21 de septiembre, en la que los más jóvenes pueden disfrutar de una extensa oferta de celebraciones nocturnas.

Cómo moverse en Cuenca

El transporte público es el medio más utilizado para desplazarse por la ciudad y llegar a cualquier punto, gracias a una amplia red de autobuses y tranvías urbanos que acercan a los visitantes a los lugares de mayor interés. Nuestra página web ofrece alquiler de vehículos, una alternativa para las familias o grupos que deseen dirigirse a su periferia o poblaciones aledañas. El taxi también acerca a los visitantes a los lugares más visitados y a los hoteles.

El clima en Cuenca

El viaje a esta capital de Castilla La Mancha en las estaciones de primavera y otoño ofrece unas excelentes perspectivas para desplazarse a los principales lugares de interés sin los rigores del calor o frio, siendo una de las épocas del año más aconsejables para viajar, ya que las temperaturas oscilan entre los 10°C y 17°C. Además, esta época del año no es un periodo estacional donde las lluvias sean muy frecuentes, sino que por el contrario son de poca intensidad y permiten mayores posibilidades para contemplar los escenarios naturales que alberga la ciudad.

Otros datos y curiosidades de Cuenca

Esta es una ciudad en donde la presencia de grandes artistas siempre está presente en sus calles y plazas. Muy ligada a los nombres de Federico Muela, Juan de Alarcón o Diego de Valero. Todavía en las casas en donde vivieron se puede recordar la vida y la obra de estos egregios escritores. Por otra parte, se caracteriza por presentar una de las mayores ofertas de museos por metro cuadrado de todo el territorio nacional al concentrar más de diez centros culturales en su ciudad antigua.