Saltar al contenido

Hoteles en Formigal

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Reserva tu hotel barato en Formigal

Formigal es una localidad del Pirineo oscense perteneciente al municipio de Sallent de Gállego. Situada a más de 1.500 metros de altitud, forma parte del valle de Tena. Un bello paraje recorrido de norte a sur por el río Gállego. Si por algo es conocido este destino es por la estación de esquí de Aramón Formigal-Panticosa.

A pesar de los numerosos turistas que recibe cada año, siempre es posible encontrar alojamientos asequibles en Formigal. Algunos se encuentran en los alrededores de sus pistas de nieve, mientras que otros se ubican en las inmediaciones del centro urbano. Todos ellos perfectamente conectados con las principales atracciones turísticas de la zona.

Barrios de Formigal

  • Estación de esquí de Aramón Formigal-Panticosa. Se trata de la principal atracción de la localidad. Alrededor de ella hay multitud de servicios, como tiendas, bares y restaurantes.
  • Centro urbano. En esta parte de Formigal es donde viven los lugareños y donde se encuentran los principales monumentos. Tiene todo lo necesario para unas vacaciones de ensueño.

Qué ver y qué hacer en Formigal

  • Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Fue uno de los primeros espacios naturales protegidos de toda Europa. Además, está declarado como Patrimonio Mundial por la Unesco.
  • Panticosa. Es una encantadora localidad cercana a Formigal, conocida por su histórico balneario. Es uno de los centros de aguas termales más antiguos del continente.
  • Ruta de las iglesias del Serrablo. Es un grupo de pequeñas iglesias del románico lombardo situadas en distintos pueblos del valle de Tena.
  • Iglesia de San Urbez y San Miguel. Es un templo mozárabe del siglo X que se encontraba en el pueblo abandonado de Basarán. Fue traslado a Formigal en los años 60.
  • Estación Internacional de Canfranc. Inaugurada en 1928 por Alfonso XIII, jugó un papel decisivo en la Segunda Guerra Mundial. Es un bello ejemplo de la arquitectura de estilo industrial de comienzos del siglo XX.

Qué comer en Formigal

Uno de los platos estrella de la región es el ternasco de Aragón, un cordero inferior a 90 días alimentado únicamente de cereales y leche materna. Se prepara asado y acompañado de patatas. Otras recetas populares son las albóndigas de bacalao (patatas mezcladas con bacalao en forma redonda) y la fritada aragonesa (hecha con cebolla, pimiento, calabacín, patatas y tocino).

Eventos y fiestas típicas en Formigal

  • Fiesta Mayor de Sallent. Tiene lugar el 5 de agosto y es en honor a la Virgen de las Nieves. Son unas fiestas donde las personas disfrutan de la cultura y el folklore popular.
  • Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur. Es un festival cultural y de música que se celebra en pleno mes de junio. Durante dos semanas alberga talleres, exposiciones y conciertos.

Cómo moverse en Formigal

Formigal es una localidad de pequeño tamaño, por lo que se puede recorrer fácilmente a pie. Además, cuenta con un servicio público de transporte que la conecta con la estación de esquí. Una buena idea es alquilar un coche y tener la libertad de conocer el encantador valle de Tena. En nuestra página web tienes una amplia variedad de modelos para elegir.

El clima en Formigal

Formigal, situada en plenos Pirineos, disfruta de un marcado clima de montaña. Sus temperaturas medias anuales se sitúan en torno a los 7 ºC. Los inviernos son largos y con frecuentes nevadas, mientras que los veranos son cortos y frescos. Si te gusta disfrutar de los deportes de nieve, nada como ir entre los meses de diciembre a marzo.

Otros datos y curiosidades de Formigal

La estación de esquí de Aramón Formigal-Panticosa es la mayor de toda España, y un importante referente en lo que a deportes de invierno se refiere. Se conforma de un total de seis valles con más de 180 kilómetros esquiables. Todo ello en un idílico entorno situado en los Pirineos.