Saltar al contenido

Hoteles en Tokio

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..
Destino
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Reserva tu hotel barato en Tokio

Infinitamente diversa, la capital de Japón mantiene un fuerte sentido de la tradición y de la cultura a la vez que se ha consolidado como líder mundial absoluta de la tecnología y la innovación. Retrato de esta natural dualidad son las frecuentes imágenes de antiguos edificios de madera conviviendo junto a modernos rascacielos de vidrio y acero. Epicentro del arte, la moda, la gastronomía y la diversión, Tokio es una metrópoli tan emocionante, vibrante y bulliciosa que genera una extraordinaria fascinación en el visitante.

Tokio es una ciudad enorme, por lo que es importante decidir en qué zona alojarse para planificar la estancia. Afortunadamente, dispone de múltiples posibilidades de alojamiento para todos los bolsillos, desde lujosos hoteles con todos los servicios imaginados, a divertidos hoteles temáticos o tradicionales ryokan con suelo de tatami. Pero también dispone de alojamientos económicos como curiosos hoteles “cápsula”, minshuku, hostales, albergues e incluso love hotels para los viajeros más audaces.

Barrios de Tokio

Tokio está compuesta por 23 distritos, cada uno de ellos con una personalidad propia y distintiva. Algunos de estos barrios más representativos son:

  • Akihabara, anime, gadgets y tecnología
  • Asakusa, o cómo conocer la cultura tradicional Tokiota
  • Ginza, centro absoluto de la alta costura
  • Shibuya, todo un espectáculo en sí misma
  • Ueno, para sentir el viejo Tokio
  • Roppongi, corazón de la vida nocturna
  • Harajuku, avenidas arboladas en la zona más elegante de Tokio
  • Shinjuku, neones, bullicio y multitudes en el alma de la ciudad moderna

Qué ver y qué hacer en Tokio

Los santuarios son un símbolo distintivo del paisaje japonés, en Tokio los mejores son el santuario budista Senso-ji, el más antiguo de la ciudad, y los templos sintoístas Meiji Jingu, en el parque de Yoyogi, y Hie Hinja. Rodeado de parques y jardines primorosamente cuidados, el Palacio Imperial se levanta en el mismo lugar donde estaba el antiguo palacio del shogun, durante el periodo Edo. Aventurarse hasta la isla de Odaiba en el tren elevado o contemplar la ciudad desde el edificio Skytee o la emblemática Torre de Tokio son, además de atravesar el cruce de Shibuya, solo algunas de las innumerables razones por las que vale la pena visitar esta inefable metrópoli.

Qué comer en Tokio

Reconocida capital gastronómica, comer es una de las mejores cosas que se pueden hacer en la cosmopolita Tokio. A los tokiotas les encanta comer fuera de casa, lo que no es extraño dada la espectacular oferta de establecimientos, en la que abundan los locales especializados en platos concretos como el sushi (y sus variantes) o el ramen. Aunque la ciudad no tiene muchas especialidades propias, ha perfeccionado elaboraciones originarias de otras partes del país, como el yakitori, el tonkatsu, las tempuras o los okonomiyaki, e incluso recetas de la alta cocina japonesa. Este impresionante panorama gastronómico se ve incrementado por la amplia presencia de cocinas internacionales, convirtiendo definitivamente a la ciudad en el paraíso para cualquier gourmet.

Eventos y fiestas típicas en Tokio

Conocidos como matsuri (祭 り), los festivales en Japón celebran los cambios de estación, momentos históricos y la cultura tradicional. Participar en un matsuri es una actividad estupenda en cualquier viaje a Tokio.

  • Setsubun y Ume, celebrados en febrero marcan el final del invierno y el presagio de la primavera.
  • Sakura Matsuri, el famoso espectáculo de los cerezos en flor dura hasta la caída de los pétalos en abril, simbolizando la belleza efímera.
  • Kanda Matsuri, fiesta religiosa con preciosas procesiones y carrozas.
  • Gion Matsuri, el festival más grande de Tokio ofrece procesiones de lujosas carrozas de madera y espectáculos durante todo julio.

Cómo moverse en Tokio

Probablemente el tren, puntual y rápido, es la mejor opción para desplazarse por Tokio junto con el metro, mientras que el servicio de autobuses, aunque inmejorable, a veces pueden resultar un tanto complicado si no se conocen las líneas. Existe la posibilidad de alquilar un coche con chofer, lo que es una idea perfecta para cuando se dispone de poco tiempo para visitar la ciudad.

El clima en Tokio

Marzo y abril son muy buenos meses para visitar Tokio y contemplar la floración de los cerezos, uno de los espectáculos más hermosos y pintorescos de país junto con el kōyō (o momiji), época en que las hojas de los arces se vuelven rojas, en octubre y noviembre. En verano abundan las lluvias, pero es una época excelente para coincidir con los más importantes matsuri o subir al Monte Fuji. El invierno es frío pero la ciudad adquiere un carácter especial con sus festividades e iluminaciones invitando al viajero a un sake caliente o a tomar un relajante baño termal en uno de sus tradicionales onsen.

Otros datos y curiosidades de Tokio

Si te apetece retroceder en el tiempo no dejes de visitar Yanaka, un respiro de paz y creatividad.