Saltar al contenido

Hoteles en Varsovia

Introduzca el lugar de destino en el que realizar la búsqueda de su alojamiento..
Destino
Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Reserva tu hotel barato en Varsovia

Capital de Polonia, Varsovia se alza a orillas del río Vístula, que divide en dos partes la ciudad. Su variada arquitectura ofrece una sublime mezcolanza donde palacios neoclásicos e iglesias góticas se alternan con modernos rascacielos. Destaca la llamada Ciudad Vieja, reconstruida íntegramente tras ser destruida durante la Segunda Guerra Mundial, con tanta meticulosidad que fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Lo ideal es callejear y perderse por su casco antiguo, repleto de edificios color pastel y cafés al aire libre, y, por supuesto, admirar el Monumento a la Sirenita de Varsovia, auténtico símbolo de la ciudad.

La oferta hotelera en Varsovia es muy amplia, por lo que resulta fácil encontrar hoteles y hostales asequibles a todos los bolsillos y presupuestos. Muchos de estos establecimientos hoteleros se ubican en el centro histórico, aunque también es factible encontrar alojamientos económicos en cualquier otro distrito de la ciudad.

Barrios de Varsovia

Dentro de los diferentes barrios que conforman la ciudad de Varsovia, los más destacados serían los siguientes:

  • Stare Miasto. Constituye el casco histórico de Varsovia, la parte más antigua de la ciudad. Alberga numerosas calles peatonales y la concurrida Plaza del Mercado, la más popular de Varsovia.
  • Sródmiescie. Es el centro administrativo de la ciudad, donde se encuentran las sedes de los principales edificios públicos. Alberga asimismo el Palacio de la Cultura y de la Ciencia y la Universidad de Varsovia.
  • WolaEs un barrio residencial que acoge, entre otros, el Museo de la Sublevación de Varsovia, donde se cuenta al detalle la lucha de la población contra los ocupantes alemanes en 1944.
  • Barrio de Praga. Este popular barrio alberga varios museos y templos, así como el parque zoológico de Varsovia.
  • Zoliborz. Ubicado en la parte noroeste, este barrio acoge el Parque Hibner, donde aún pueden verse los restos de la Ciudadela de Varsovia, construida por el zar Nicolás I.

Qué ver y qué hacer en Varsovia

Son abundantes en Varsovia los lugares que merece la pena visitar. Uno de ellos es, sin suda, el Palacio de la Cultura y la Ciencia, el edificio más alto de toda la nación, mandado erigir por Stalin durante la época de la dominación soviética.

No obstante, el monumento más icónico de Varsovia es la Estatua de la Sirena, todo un símbolo de la ciudad que se alza en medio de la plaza central de la Ciudad Vieja.

Dentro del casco antiguo también hay que conocer el Castillo Real, cuyo interior alberga diferentes tesoros, como pinturas de Canaletto y Rembrandt o una magnífica colección de tronos reales.

Qué comer en Varsovia

La gastronomía de Varsovia tiene su base fundamental en la cocina eslava. Como primero suele casi siempre tomarse una sopa bien caliente, mientras que entre los segundos abundan las preparaciones a base de carne, acompañadas con verduras y patatas.

Entre sus platos más típicos están el Barszcz Czerwony, un caldo de color rojizo preparado con remolacha; el Zurek, sopa agria preparada con harina de centeno, chorizo y patatas, o el Bigos, considerado el plato nacional polaco, hecho con varios tipos de carnes braseadas y servidas con chucrut, setas y trozos de salchichas.

Eventos y fiestas típicas en Varsovia

Abundantes son los eventos festivos que cada año tienen lugar en Varsovia, muchos de ellos relacionados con la música. Entre los más destacados están:

  • Fiesta Nacional de la Independencia. Se celebra en toda Polonia el 11 de noviembre de 1918, aniversario de la declaración de independencia del país.
  • Conciertos de Chopin. Todos los domingos de verano, en el Parque Real de Lazienki, uno de los más hermosos de Varsovia, afamados pianistas polacos e internacionales interpretan a Chopin junto a la estatua erigida en su honor. Los conciertos son gratuitos.
  • Festival Jazz Jamboree. Este famoso festival internacional dedicado a la música jazz se celebra todos los años, generalmente en el mes de octubre, en el Palacio de la Cultura y la Ciencia.
  • Fiesta del Solsticio de Verano. Tiene lugar durante los días 23 y 24 de junio, con comidas familiares junto al río Vístula y fuegos artificiales nocturnos.

Cómo moverse en Varsovia

Varsovia es una ciudad bastante grande y, pese a que la zona más céntrica puede recorrerse a pie, para visitar el resto es recomendable utilizar el transporte público, compuesto por una amplia red de autobuses, tranvías, metro y trenes urbanos. Cuenta con muchas líneas y una gran variedad de billetes disponibles.

Quienes, no obstante, prefieran moverse por su cuenta y sin sujeción a horarios, lo más aconsejable es alquilar un coche. La mejor opción en tal caso es hacerlo a través de la web de Destinia, ya que comparamos entre las alternativas ofrecidas por las más importantes compañías de alquiler de vehículos para que puedas elegir la que más te convenga.

El clima en Varsovia

En Varsovia los veranos son templados y parcialmente nublados, con temperaturas que oscilan entre los 16 y los 25º centígrados. Los inviernos, en cambio, acostumbran a ser fríos, ventosos y con precipitaciones. Es por ello que la mejor época para visitar esta hermosa ciudad es desde mediados de junio hasta mediados de septiembre. Eso sí, en invierno la ciudad presenta un encanto especial, con la nieve componiendo a menudo un telón de fondo ciertamente bello y fascinante.

Otros datos y curiosidades de Varsovia

Según la etimología popular, el nombre Varsovia (Warszawa en polaco) deriva de un pescador llamado Wars y su mujer, una sirena llamada Sawa. De hecho, el emblema de la ciudad es desde el siglo XVII dicha sirena portando una espada y un escudo en sus manos.

Más del 40% de Varsovia está ocupada por espacios verdes. Destacan en este conjunto los Jardines Wilanów, cuya exuberancia y belleza les ha granjeado el sobrenombre de “Versalles polaco”.

Otro dato curioso de Varsovia es que en ella se abrió en 1747 la primera biblioteca pública del mundo: la Biblioteca Zaluski.