Saltar al contenido

Vuelo + hotel a Tallin

Introduzca las fechas de inicio y fin para realizar la búsqueda de su hotel.

En este grupo de campos seleccionará la fecha de inicio de su búsqueda

En este grupo de campos seleccionará la fecha de fin de su búsqueda

Visita Tallin

La capital de Estonia tiene uno de los centros históricos medievales mejor conservados de Europa, de hecho, está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Tallin es una coqueta ciudad, con una colina que ofrece inmejorables vistas sobre tejados de color rojo y casitas de todas las tonalidades. Si la visitas en invierno, el blanco será el protagonista, ya que la nieve lo cubre todo durante la temporada de temperaturas bajas. Además, su proximidad a Helsinki, la capital de Finlandia, mediante ferry, la convierte en un lugar de paso perfecto para combinar con otras capitales europeas.

¿Qué hacer en Tallin?

La plaza del Ayuntamiento, o Raekoja plats, es el punto neurálgico del casco histórico de la ciudad. Allí se encuentra el palacio consistorial, que data del siglo XV, rodeado de casas medievales de diferentes colores. En la misma plaza, con forma cuadrada, está también ubicada, la que se considera una de las farmacias más antiguas del mundo, la farmacia Burchart.

Todo el casco histórico está rodeado por un conjunto de murallas de unos 2 kilómetros de largo, con 35 torres de vigilancia que servían de defensa a la ciudad. Podrás recorrer parte de ella, entre la Torre de la Monja y la Torre de la Sauna. Una de sus puertas más famosas, la Puerta Viru, da paso a la calle del mismo nombre, con la mayor afluencia de comercios de la ciudad.

Para obtener las mejores vistas, tendrás que subir a la colina de Toompea, llena de miradores sobre Tallin (los más famosos son los de Kohtu y Patkuli). Allí se sitúa el barrio del castillo y, para llegar a esa parte, te recomendamos que lo hagas subiendo la calle Pikk, llena de edificios medievales, entre los que destaca la casa de Las Tres Hermanas. Al llegar arriba, en la parte más alta, te sorprenderá la Catedral Ortodoxa Alexander Nevski. Fue construida a finales del siglo XIX y es uno de los vestigios presentes en Tallin del antiguo Imperio ruso.

Para terminar tu ruta, no te olvides de visitar la Iglesia de San Olaf, que fue el edificio más alto del mundo entre los años 1549 y 1625, con sus 159 metros de altitud. Y a las afueras de la ciudad te espera el Palacio y Parque de Kadriorg, que fue residencia veraniega de uno de los zares de Rusia.

¿Qué comer en Tallin?

La gastronomía estonia está fuertemente influenciada por sus bajas temperaturas, por lo que los platos muy calóricos y contundentes están presentes en cualquier restaurante. La carne es un ingrediente básico en la cocina del lugar. Puedes encontrar carne de cerdo, de pollo, de alce, de jabalí e, incluso, de reno u oso. Las manos de cerdo, la salchicha estofada o el verevorst (una especie de embutido similar a la morcilla) son algunas de las especialidades de la zona.

La sopa de guisantes y las ensaladas de verduras y hortalizas frescas suelen servirse como primer plato. Además, la patata es la guarnición perfecta para todos sus platos, además del acompañamiento del pan negro de centeno.

Su proximidad con el mar Báltico hace que el pescado también esté presente en su gastronomía, aunque no sea el protagonista. Para acompañar cualquier plato, los estonios gustan de beber cerveza, aunque tienen una bebida propia, un licor llamado Vana Tallinn. Y, como punto dulce, el chocolate es muy famoso en la región, casi tanto como el mazapán.

¿Qué aeropuertos hay en Tallin?

El Aeropuerto de Ülemiste está ubicado a tan solo 4 kilómetros de la ciudad de Tallin, al lado del lago del mismo nombre. La cercanía hace que el autobús sea la forma más rápida de comunicarse con el centro de la ciudad, aunque también hay servicio de taxis. En el aeropuerto encontrarás destinos internacionales y todo tipo de servicios, como alquiler de coches, casas de cambio de moneda o tiendas libres de impuestos.

¿Cuáles son las ventajas de reservar un vuelo más hotel a Tallin?

Reservar un vuelo más hotel en Tallin te ofrece la posibilidad de organizar tu viaje de manera sencilla y ahorrando dinero, ya que optas por paquetes vacacionales. Estos te permiten conocer la ciudad a tu aire y, además, en nuestra web podrás reservar cualquier actividad que quieras realizar, una vez decidido todo.

Elige tu oferta de vuelo más hotel a Tallin

Encontrar un vuelo más hotel barato en Tallin es posible gracias a nuestras ofertas y promociones. Echa un ojo a la web de Destinia, para ver cuáles son aquellas que mejor se adaptan a tu idea de viaje.

¿Cómo reservar tu vuelo más hotel a Tallin?

Es muy sencillo, solo tendrás que introducir el destino, el tipo de alojamiento, las fechas y el número de personas que viajan. El buscador de Destinia te devolverá varios resultados, entre los que podrás elegir el combo que mejor se adapte a lo que buscas en tu viaje a Tallin.